Té con Miel

Lifestyle, comida sana y actitud positiva.

Ensalada de Germinados de Lentejas

Deja un comentario

Me encanta estrenar mi primer post de recetas con esta ensalada. Está inspirada en una que hacían en un el restaurante vegetariano en el que trabajaba hace muchos años, pero del que tengo muy buenos recuerdos, donde además aprendí que la comida vegetariana podía ser deliciosa y conocí a mucha gente maravillosa. Por cierto, el restaurante está en Cartagena (Murcia) y se llama La Sella, recomendado.

En esta receta el ingrediente clave son los germinados o brotes de lentejas. Cuando un grano de cereal o legumbre germinan resultan mucho más nutritivos y fáciles de digerir. Las legumbres tienen que ser cocinadas para ser consumidas y digeridas, y en este proceso pierden algunos de sus nutrientes. En la germinación, sin embargo, todos esos nutrientes se concentran e incluso se consiguen nuevas propiedades.

Por ejemplo, la vitamina C es una de las vitaminas que más aumentan por efecto de la germinación. En el caso de las lentejas esto es una ventaja, ya que el hierro se asimila mejor combinado con esta vitamina. Pero no me voy a alargar mucho con este tema, lo desarrollaré mejor en otra entrada más adelante. Mejor vamos directamente con la receta.

Esta ensalada se basa en el contraste de sabores. Lo vais a entender enseguida con los ingredientes:

  • espinacas baby
  • rúcula
  • naranja
  • tomate
  • germinados de lentejas (estos son caseros)
  • aceite de oliva
  • vinagre de Módena
  • sal

Imagen

Ya podréis ir imaginando que es una mezcla de dulce, amargo, ácido, salado… deliciosa, y como veis a tope de vitamina C, hierro y clorofila. No os doy medidas, porque al fin y al cabo es una ensalada, las medidas son al gusto. Pero en líneas generales, la base es de espinacas, es de lo que habrá en mayor proporción, y todo lo demás pues eso, al gusto (como veis no soy una gran cocinera, jejeje).

ImagenAntes de añadir los germinados los pongo un poquito en remojo, para que se ablanden un poco. Pero no mucho, el tiempo que tardo en cortar el resto de ingredientes y preparar la vinagreta.

ImagenY el resultado, aquí lo tenéis, una ensalada colorida, rebosante de vitaminas y buenísima. Si lo preferís, también se pueden cambiar las espinacas por lechuga, aunque si retienes líquidos es mejor evitarlas, sobretodo por la noche. También estará buena, con otra fruta, por ejemplo con manzana. Y evidentemente también los germinados pueden cambiarse por otros. Esto es lo mejor de las ensaladas, que en base a una idea puedes hacer muchas variaciones.

No voy a ser la próxima Master Chef, pero incluir cosas nuevas en la alimentación a veces no es fácil, y ayuda ver cómo lo hacen otras personas. Por eso comparto con vosotros esta receta, para que cómo incluir nuevos alimentos en nuestra dieta de forma sencilla, y de aquí en adelante iré poniendo más ideas.

Por cierto, como os he dicho, dedicaré una entrada a los germinados y os explicaré ahí como germinar las lentejas vosotros mismos, como estas lentejas ¡estad atentos! o más fácil, suscribiros al blog o me podéis seguir también en mi página de facebook para manteneros al día.

Besos!!

P.D.: si la probáis, comentadme que os ha parecido!

Anuncios

¡Anímate y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s