Té con Miel

Lifestyle, comida sana y actitud positiva.

Semillas de Chía

Deja un comentario

Seguro que ya habéis oído nombrar alguna vez las semillas de chía. Están entre lo que se está viniendo a llamar últimamente, superalimentos, y por eso me estaba dando curiosidad de conocer más sobre ellas y probarlas.superalimento2

Antes de nada, una pequeña presentación. La existencia de las semillas de chía se remonta a 3500 antes de Cristo en América Central. Es la semilla comestible de la Salvia Hispánica. Los aztecas lo usaban también como remedio natural y como ofrenda en sus rituales. Por esto último, los españoles las prohibieron tras la conquista. Hasta 1991, cuando se inició un proyecto de recuperación de alimentos perdidos.

Lo que hace que sea considerada como superalimento, que no deja de ser un recurso de márketing, son los siguientes datos:

  •         700% más Omega-3 que el salmón del atlántico
  •         100% más fibra que cualquier cereal en hojas
  •         800% más fósforo que la leche completa
  •         500% más calcio asimilable que la leche
  •         1400% más magnesio que el brócoli
  •         100% más potasio que los plátanos
  •         200% más hierro que la espinaca
  •         300% más selenio que el lino
  •         Tiene un efecto saciante
  •         Posee más antioxidantes que los arándanos
  •         Aporta todos los aminoácidos esenciales
  •         Es el vegetal con más alto contenido en Omega-3

Increíble, ¿no? Todo concentrado en unas semillas diminutas. Estos datos son como muy esquemáticos, pero os lo desarrollo mejor a continuación.

Las semillas de chía son sobretodo una excepcional fuente vegetal de ácidos grasos esenciales (AGE), los cuales el organismo no puede fabricar, por lo que deben ser ingeridos a través de los alimentos. Las semillas de Chía poseen un 33% de aceite, del cual el ácido alfa-linolénico (omega 3) representa el 62% y el linoleico (omega 6) el 20%.

¿Y qué nos aportan los AGE? Pues lo hemos oído muchas veces; ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, a normalizar la tensión arterial elevada, a mantener la flexibilidad de las membranas celulares, reducen el nivel de colesterol, protegen el corazón, mejoran la salud del sistema nervioso e inmunológico, etc.

Por otro lado, poseen una importante cantidad de antioxidantes, especialmente, superalimentoflavonoides, los cuales nos encantan ya que su función principal es eliminar los radicales libres que se producen como resultado de la oxidación celular, es decir, nos mantienen jóvenes.

También son ideales en las dietas vegetarianas, de deportistas o en etapas de crecimiento debido a que es una gran fuente de proteínas y aminoácidos.
La semilla de Chía es una buena fuente de vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B6 y B8), vitamina E y vitamina A. Además contiene calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc, selenio, boro y cobre. Otra ventaja es el muy bajo contenido en sodio que tiene esta semilla.

Y por si todo esto fuera poco, además es una fantástica fuente de fibra dietética soluble e insoluble. Contiene aproximadamente 30 gramos de fibra por cada 100 gramos. La fibra soluble regula el nivel de azúcar en sangre y ayuda a reducir el colesterol.
Por otro lado, la fibra insoluble pasa a través del sistema digestivo favoreciendo la regulación del tránsito intestinal y el desarrollo de bacterias beneficiosas.
Yo después de saber todo esto, decidí que tenía que probarlas, y tal vez, incluirlas en mi dieta. Las compré en un herbolario al lado de mi casa, no son difíciles de conseguir (están de moda). Y he visto que se pueden tomar de muchas formas. Son muy fáciles de digerir por lo que no hay problema en tomarlas directamente añadiéndolas a bebidas, ensaladas, masas de pan, etc. También se pueden germinar, y por tradición es muy común prepararlas con agua, para ir luego tomándolas mezcladas con lo que quieras, en una rebanada de pan con mermelada, por ejemplo, en un batido, zumos, con yogur…

Esto de remojarlas hace que tengan una textura gelatinosa (debido a la cantidad de fibra soluble que tienen absorben 6 veces su volumen en agua), y aunque en algunos sitios se dice que es necesario para asimilar mejor los nutrientes, no es cierto, pero se ha hecho popular porque es así como se tomaba tradicionalmente en México (a esta mezcla se le añadía también limón y azúcar). Yo voy a probar que tal queda, porque lo que si es cierto es que se quedan más blanditas

chia

chia1

Ponemos las semillas en un recipiente que se pueda tapar. Yo siempre reutilizo los botes de cristal de otros alimentos para este tipo de cosas. Las medidas serían, aproximadamente, una parte de semillas de chía por seis de agua.

chia2

Agitamos un poco el bote para que se mezclen, y las dejamos una media hora, o algo más reposando. Las semillas van recubriéndose de una especie de capa gelatinosa.

chia3

Pasado ese tiempo, se obtiene una especie de pasta o gelatina, prácticamente sin nada de sabor, y que ya esta lista para añadir a vuestras recetas. Se conservan fácilmente  una semana en la nevera, debido a su alto contenido en antioxidantes. Algo que no había dicho antes es que no tienen gluten, por lo que es apta para celíacos. Y la dosis recomendada está en torno a dos y cuatro cucharadas diarias. Con un par de cucharadas por la mañana por ejemplo, deberías de andar servido/a.

Mi hermano y yo nos hicimos el otro día un batido de fresas, con yogur, leche de soja y una cucharadita de semillas y estaba delicioso, porque además como os digo, no aportan sabor, sólo nutrientes. Eso lo colgué en mi blog en tumblr. Podéis seguirme también ahí, donde cuelgo cosas más a menudo y más del día a día.

¿Vosotr@s las habéis probado ya? Contadme en los comentarios!!

 

P.D.: La información la he obtenido principalmente de http://www.semillasdechia.com/index.html y http://www.chiasemillas.es/ Yo he resumido la información y la he puesto a mi manera, pero si quereis leer más, aquí encontraréis mucha info.

Anuncios

¡Anímate y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s