Té con Miel

Lifestyle, comida sana y actitud positiva.


Deja un comentario

Semillas de Chía

Seguro que ya habéis oído nombrar alguna vez las semillas de chía. Están entre lo que se está viniendo a llamar últimamente, superalimentos, y por eso me estaba dando curiosidad de conocer más sobre ellas y probarlas.superalimento2

Antes de nada, una pequeña presentación. La existencia de las semillas de chía se remonta a 3500 antes de Cristo en América Central. Es la semilla comestible de la Salvia Hispánica. Los aztecas lo usaban también como remedio natural y como ofrenda en sus rituales. Por esto último, los españoles las prohibieron tras la conquista. Hasta 1991, cuando se inició un proyecto de recuperación de alimentos perdidos.

Lo que hace que sea considerada como superalimento, que no deja de ser un recurso de márketing, son los siguientes datos:

  •         700% más Omega-3 que el salmón del atlántico
  •         100% más fibra que cualquier cereal en hojas
  •         800% más fósforo que la leche completa
  •         500% más calcio asimilable que la leche
  •         1400% más magnesio que el brócoli
  •         100% más potasio que los plátanos
  •         200% más hierro que la espinaca
  •         300% más selenio que el lino
  •         Tiene un efecto saciante
  •         Posee más antioxidantes que los arándanos
  •         Aporta todos los aminoácidos esenciales
  •         Es el vegetal con más alto contenido en Omega-3

Increíble, ¿no? Todo concentrado en unas semillas diminutas. Estos datos son como muy esquemáticos, pero os lo desarrollo mejor a continuación. Sigue leyendo


Deja un comentario

Afronta tu Miedo

al otro lado

¿Qué harías si no tuvieras miedo a fallar? ¿Si supieras que no puedes equivocarte? Nadie puede asegurarnos que eso vaya a ser así, pero podemos elegir vivir nuestra vida sin miedo. El miedo es una ilusión, se alimenta del pasado o vive en un futuro del que no podemos asegurar nada, así que, vivamos el presente.

los que salten


Deja un comentario

La dietista

Otras veces ha funcionado, pero esta vez no. Llevo ya tantas dietas diferentes, subidas y bajadas de peso, intentos de empezar la dieta y abandonar en un menos de una semana o un mes, y volver a empezar, etc… que ya la idea de perder peso bajo mi propia responsabilidad, no funcionaba. Así que, hace unas semanas vi un cartel en una farmacia, de estos en los que anuncian que cierto dia acude una dietista, y como la primera visita era gratis, pues me apunté a ver que me contaba.

Como es de esperar, pues nada del otro mundo, te pesa, te mide, te calcula el IMC (índice de masa corporal), y luego te recomienda unas pautas alimenticias para bajar de peso. El sistema incluye, una visita cada dos semanas para llevar un control del peso, dietas adaptadas y un refuerzo con fitoterapia.

“La fitoterapia es el tratamiento curativo de las enfermedades mediante sustancias obtenidas de los vegetales.”

Para mi, lo más importante, es tener que ir a dar la cara cada dos semanas, porque claro, una se justifica muy bien consigo misma, pero a la dietista, que ademas es super simpática, cuesta decirle que te has pasado sus consejos por el forro. Así que por esa parte estoy contenta. Llevo tres semanas de dieta, por lo que solo he acudido la primera vez y una segunda de control. En las primera quincena perdí un kilo con setecientos, que no es para volverse loca, pero reconozco que algún desliz tuve. Eso sí, perdí un 1% de grasa corporal, lo cual me dijo la experta, que estaba muy bien, casi mejor que el peso en si. En una semana tengo que volver, y yo creo que esta vez va a ir mejor.

image

Sigue leyendo